Capítulo 4: Del Dinero a los Bonos Kin: Construyendo la Transición a la Post-Historia

Al declarar la Primera Paz Mundial y establecer la nueva alianza humana de los derechos biosféricos, el Movimiento Mundial de Paz de Cambio al Calendario de Trece Lunas es en realidad el primer movimiento humano coherente en aceptar y entrar conscientemente en la post-historia.

La post-historia es post-gobierno y post-dinero.

Al declarar la validez científica del nuevo calendario así como también el descubrimiento de la Ley del Tiempo, las ilusiones que se sustentan en el antiguo calendario y en el viejo tiempo se diluyen. Si el tiempo del antiguo calendario es una ficción arbritraria y mecanizada, que no se basa en los valores naturales, entonces así también lo es el supremo árbitro de valores del viejo tiempo: el dinero.

Hoy en día, el dinero es una ficción vacía, una construcción tautológica que no tiene valor o significado fuera de sus propios términos.

El valor del dólar estadounidense está basado en una razón proporcional al valor total de las otras monedas del mundo.

Desde que las otras monedas del mundo están compitiendo en su valor con el dólar, entonces el valor del dólar es un fantasma arbitrario cargando la energía de cuerpos y bajas pasiones de una clase de humanos que tienen como único propósito obtener dinero.

El dinero adquiere poder sólo debido a que los humanos se adhieren a la alucinación de que es el único intermediario hacia la felicidad y hacia las "cosas buenas de la vida". Esta creencia constituye una herejía singular en contra del creador divino. La verdad es que el plan divino --la naturaleza, nuestro orden biosférico-- nos proporciona todo sin considerar la distancia del dinero. Las otras especies no se apoyan en el dinero sino que por su armonización telepática en el orden cíclico de la naturaleza de acuerdo con la ley del tiempo.

Lo que es verdad para otras especies también lo es para nosotros. Si nosotros estuviéramos en nuestra propia comunidad telepática armonizados con el orden cíclico en relación con la ley del tiempo, encontraríamos que tenemos de todo, que en realidad un mínimo de trabajo aplicado inteligentemente nos aseguraría todo lo que necesitamos.

No hay razón para que la alucinación del dinero absorba y encierre la imaginación humana como ningún otro valor.

Romper el enganche de esta ilusión constituye una estrategia clave de la Emergencia Moral Planetaria para establecer la Primera Paz Mundial.

El desestablecimiento de la legitimidad del dinero va de la mano con la deslegitimización de la guerra y del llamado a un desarme total, inmediato y universal.

El primer paso es identificar el problema. Esto implica romper el "encantamiento del trabajo". Dejando a un lado el potencial para destruir la alucinación 12:60 que podría desencadenar la locura humana como el terrorismo de la Tercera Guerra Mundial, o el poder de la naturaleza para intentar un golpe fatal a la frágil y arbitrariamente dividida civilización de la tecnosfera, la estrategia para quitarle poder al dinero debe dirigirse a la causa raíz: el sistema bancario mundial. En esencia, este sistema tiene sus raíces en tres instituciones: el Banco de la Reserva Federal, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Alrededor de estas tres instituciones, un anfitrión de las corporaciones bancarias mundiales vomitó su manipulación diaria de las cifras a través del cartel coordinador conocido como el G-7. El único punto es mantener el dólar por sus propios valores de ilusión subsidiaria, las otras monedas del G-7.

Los mercados bursátiles son sistemas de alimentación que establecen los valores del dólar para nuevas tecnologías que son luego comercializadas por monedas (dinero) proporcionado por los bancos. A través de la usura establecida y por un amplio espectro de convenios, se hace más dinero para obtener más ganancias para una oligarquía que parece invisible y lejana del resto del mundo. Mientras tanto, el sistema bancario está en su etapa final de crear una super tarjeta de crédito que reemplazará a la moneda circulante y que al mismo tiempo será un medio de identificar y seguir los movimientos del individuo que posee la tarjeta.

Desde el punto de vista moral y de la lógica biosférica, la evolución del dinero desde el estándar dorado, al valor del papel arbitrario, a los créditos y tarjetas de crédito hasta la super tarjeta final en sí misma demuestra la economía ilegítima del sistema 12:60. Tal abstracción de valores está motivada por nada menos que la codicia que nos aleja de la naturaleza y deshumaniza nuestra vida. El siguiente paso es dar aviso al sistema bancario que la existencia continuada del dinero ahora constituye un crimen en contra de la biosfera y que no es más tolerada. Sólo un poder que haya aparecido debido a una causa moral puede ejercer su autoridad para confrontar al sistema bancario e informarle de su actual ilegalidad biosférica, y al mismo tiempo dejarles en claro su rol en el proceso de conversión.

La autoridad y la estrategia general para tal acción está contenida en el Primer Congreso Planetario de los Derechos Biosféricos, "La Resolución Popular para la Reorganización Bioregional Económica y el Poderío del Consorcio de Conversión de la Tierra para el Almacén Planetario". Los medios para llevar a cabo esta acción son los equipos de "árbitros de la conversión económica RAP (Red de Arte Planetario)". Operando bajo el símbolo de la paz, al igual que los equipos que confrontan a los fabricantes de municiones, los árbitros de la conversión económica RAP físicamente ubicarán y confrontarán las gerencias bancarias y les informarán acerca de la "Resolución Popular para la Reorganización Económica". Dicha acción constituye la implementación de una iniciativa clave de la Primera Paz Mundial. Se entiende que esta iniciativa debe llevarse a cabo en conjunto con muchas otras iniciativas, incluyendo la apelación a las Naciones Unidas de una Emergencia Moral Planetaria, "La Resolución para la Reconstrucción de las Naciones Unidas", y las Resoluciones para deslegitimar la guerra y transformar el militarismo.

El Movimiento Mundial de Paz de Cambio al Calendario de Trece Lunas necesita adherentes que ingresen a trabajar como "árbitros de la conversión económica RAP". Además de poseer experiencia o conocimiento del orden monetario actual y de cómo funciona, los árbitros de la conversión económica RAP deberían poseer habilidades mediadoras y estar totalmente relacionados con los principios de conversión que gobiernan la transformación de valores que es el orden principal de la Primera Paz Mundial.

Por decreto del más alto conocimiento de la ley del tiempo, el dinero está automáticamente devaluado y en esencia invalidado. Incluso en las mentes de prácticamente todas las personas, una condicionante de des-hecho de segunda naturaleza permanece alrededor del concepto "dinero". El indispensable intermediario valor del dinero debe ser traducido en otro valor: los bonos kin.

Los bonos kin se definen como "registros telepáticos de igualdad". La suposición del sistema de bonos kin es que el sistema del dinero ("hechizo del trabajo") representa un esquema organizado para robar tiempo. En otras palabras, al que se le paga el sueldo se le roba tiempo, digamos a una tasa de cuarenta horas por semana, no contando el tiempo de trayecto hacia y del lugar de trabajo, es compensado en unidades llamadas dinero. Este robo de tiempo e intercambio por dinero fue el truco que originalmente esclavizó a la humanidad y que la llevó a su actual umbral de demencia. El punto es revertir este mal chiste metafísico convirtiendo el dinero, que es el valor acumulado del tiempo robado de una humanidad esclavizada, en una forma de tiempo compartido llamada bonos kin.

Para comenzar la conversión de robo de tiempo a tiempo compartido, hay que cuantificar la liquidez total y la riqueza excedente representada por el dinero que está en todos los bancos del mundo de acuerdo al valor del dólar. Hay que congelar tanto el valor del dólar como la producción de cualquier otra moneda. Hay que igualar el valor del dinero per capita en todo el mundo. Digamos que la liquidez total y la riqueza excedente suman seis trillones de dólares y que hay seis billones de humanos. Por lo tanto, habría US$1,000 por ser humano. Esto representa el intercambio de valor de dólar a bono kin. La liquidez total y el excedente son convertidos a bonos kin. Esto significa que a cada ser humano se le asignan mil bonos kin en un comienzo.

En el sistema de bonos kin cada ser humano tiene el mismo valor y el mismo derecho a todos los privilegios de la vida dentro de la biosfera. A cada ser humano se le asignan los derechos biosféricos esenciales igualitaria y libremente sin agentes intermediarios. Estos derechos incluyen: un hogar y refugio gratis garantizado, y la subsistencia diaria garantizada. Estos derechos son tus bonos kin. El propósito del sistema de bono kin es sacar el efectivo de los bancos y poner la liquidez y el excedente en manos de la gente, donde un dólar equivale a un punto de conversión para un bono kin que se le da al portador como abrigo y subsistencia para un día. De acuerdo al Plan Maestro de la Cultura Galáctica, el excedente del dinero será liquidado durante un año perfecto de trece lunas, de acuerdo a una completa conversión del dinero a bonos kin con presupuesto cero.

Esta suma de 1.000 bonos kin ha de ser emitida a través de un programa corporativo, organizado entre los equipos de árbitros de la conversión económica RAP y el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco de la Reserva Federal (ver: "Resolución para la Reorganización Económica Bioregional"). La Primera Paz Mundial, comenzará la fase total presupuesto cero de la conversión del dinero en bonos kin. Simultáneamente un decreto planetario establecerá el Calendario de Trece Lunas como el único estándar de tiempo reconocido para la contabilidad de cualquier transacción humana. Esto marcará el paso de la conversión del dólar por medio del bono kin de acuerdo a la frecuencia de tiempo correcta. Usando el mismo sistema electrónico de hoy en día para transferir dinero, el despacho de US$ 1.000 al portador que será usado como puntos de conversión por bonos kin será fácil de realizar.

La emisión de US$ 1.000 válida como puntos de conversión para los bonos kin comenzará con todos aquellos que son indigentes, huérfanos, viudas y personas de la tercera edad, y con todos los refugiados que han sido perjudicados por la guerra.

Para equilibrar la humanidad también se tienen que congelar todos los sueldos para no ser más emitidos. Debido a que el tiempo del robo habrá sido invalidado, el concepto de sueldo también lo será. No hay dinero que ganar porque tu tiempo ya no será más robado ni medido como intercambio de dinero por trabajo. En cambio, a todos los que reciben sueldos en la actualidad se les dará US$ 1.000 para ser usados como puntos de conversión por bonos kin. Ya que los trabajos no serán más una obligación, lo que tú hagas con tu dinero es responsabilidad tuya. Lo que sea que tú elijas hacer con tu tiempo se ofrece como un servicio. Mientras que muchos elegirán continuar en servicio en sus estaciones de trabajo actuales, muchos otros no lo harán. Incluso un gran grupo de seres humanos será liberado de su esclavitud salarial debido a un desfase del trabajo que destruye la biosfera: por ejemplo, la industria petroquímica, las fábricas de automóviles y aviones, de municiones, y las industrias madereras.

El éxito del proceso de conversión de dólares a bonos kin depende de la activación simultánea de todos los frentes de la Primera Paz Mundial. Esto significa la movilización de la humanidad, a través de la Emergencia Moral Planetaria, para sacrificar las formas actuales de hacer las cosas en nombre de los esfuerzos concertados para originar la implementación a gran escala de todas las Resoluciones del Congreso de Derechos Biosféricos. El establecimiento de los consejos bioregionales RAP-CPC y la creación de los Consejos locales de Cinco para comenzar la conversión de la familia de acuerdo a los códigos de tiempo de la cuarta dimensión son de vital importancia para asegurar el éxito del sistema de puntos de conversión del dólar por bonos kin. El éxito de los programas de conversión social también depende del apoyo de las Naciones Unidas, convertido en la Red de Conversión RAP de los Pueblos Unidos, y el progreso de los Equipos de Desarme de la Bandera de la Paz para asegurar la transición no violenta del sistema de dinero a los bonos kin.

El mínimo esfuerzo para asegurar que el Plan Maestro de Cultura Galáctica obtenga sus objetivos es el experimento del campo telepático planetario, el Proyecto Rinri. La energía positiva que emana de este proyecto es necesaria para compensar el pánico, la histeria, la anarquía y otras respuestas neuróticas que acompañarán tanto el colapso del antiguo orden y la implementación del nuevo tiempo.

Al mismo tiempo que el diálogo se inicia con el sistema bancario para ayudar en la creación del Consorcio de Conversión de la Tierra, el nombre dado al completo proceso de conversión del dólar al crédito kin, se deben tomar pasos similares por otros equipos de árbitros económicos RAP para establecer el Almacén Planetario. Justo cuando la liquidez total y el excedente del dinero sean sometidos al Consorcio de Conversión de la Tierra, para convertir los dólares en bonos kin, así también el Almacén Planetario será el inventario del excedente total de todos los productos manufacturados existentes. Haciendo sus inventarios y sacando cuentas, conformando sus horarios con los otros frentes de la Primera Paz Mundial, el Almacén Planetario estará listo para la operación: un año entero organizado para acompañar la conversión para cada humano del planeta.

Un Almacén Planetario operará en su mayor parte a través de shopping centers y almacenes designados. El punto será agotar la mercadería industrial usable, por lo tanto, permitiendo que muchas fábricas cierren mientras la población humana accede a todos los productos disponibles. El éxito del Almacén Planetario dependerá de los consejos RAP para organizar trece potlatches (ceremonias espirituales de intercambio practicada por pueblos nativos) altamente artísticos, uno por luna. Estos eventos memorables marcarán el fin de la historia y de la época industrial, asegurándole a cada uno igualdad en los bienes y las comodidades materiales y prepararlos para la elaboración y el total y para la llegada total de la Economía de Mercado doméstico.

La planificación estratégica de todos los aspectos del Plan Maestro de la Cultura Galáctica se pueden hacer públicamente a través de la Universidad Invisible, el orden gobernante del nuevo tiempo. Sin embargo, la última base del éxito de la Fase Alfa del Plan Maestro de la Cultura Galáctica es el establecimiento de un Consorcio de Micro Conversión de la Tierra que funcione para modelar el Consorcio de Macro Conversión de la Tierra. Esto significa la creación de un sistema de producción y distribución de las herramientas del nuevo tiempo así como también de los programas globales de educación para darle a todas las personas los nuevos lentes a través de los cuales evaluarán su lugar en el plan divino.

Pero primero la consciencia humana debe despertar.


> > próxima página > >

página 1 .. 2 .. 3 .. 4 .. 5 .. 6 > >

< <
volver :: página principal < <